Escrito por: César Palomar, Fundador de Go Productivity

Dado a que la innovación se define como “introducir novedades o modificar elementos existentes con el fin de mejorarlos”, muchas personas se habrán preguntado si esta herramienta es sólo recomendada para diseñadores, artistas o profesionales de áreas creativas, pero la realidad es que hoy en día, la innovación es necesaria para cualquier sector.

 ¿Por qué? Al tratarse de una forma de pensar creativamente, ésta nos permite aprovechar los recursos para obtener mayores beneficios (tanto económicos o sociales) dentro de las organizaciones. Por eso, es fundamental estar siempre al tanto de las necesidades y tendencias del mercado y utilizar herramientas que permitan optimizar procesos.

Tomando en cuenta que un emprendedor es alguien que diseña, lanza y pone en funcionamiento un negocio, necesitará generar grandes niveles de creatidad para llegar al éxito y sobresalir del resto de sus competidores.

A continuación, te presentamos pasos clave para fomentar la innovación dentro de tu proyecto de emprendimiento:

  1. Enlista el propósito y diferenciador principal de tu producto

Escribe en un papel tu proyecto y enlista las razones por la cuál es diferentes y por qué el público elegiría tu producto sobre los demás. Tal y como dijo Dave Thomas, cofundador de Wendy’s, una de las claves del éxito es conocer a quién le sirves para saber cómo darles las soluciones que buscan.

 

  1. Arma un “Focus Group”

Reúnete con amigos o conocidos (por medio de una sesión online), háblales de tu idea y escucha lo que tienen que decir. No importa si los comentarios son buenos o malos, habrá que anotarlos y tomarlos en cuenta. “Tus seres queridos siempre tendrán un comentario positivo hacia tus ideas, y serán poco críticos. Busca la forma de formular las mejores preguntas para obtener respuestas reales que te ayuden a mejorar tus ideas”, aconseja Bob Dorf, autor del libro “The Startup Owner´s Manual”.

 

  1. Valida si tu idea va por buen camino

Habrá que identificar tu mercado objetivo, sus necesidades, fortalezas y preocupaciones. Tony Hsieh, fundador de Zappos, una vez dijo “No tomes parte en juegos que no entiendes, aun cuando veas que otras personas están ganando dinero con ello”. Definitivamente, entender verdaderamente tu industria es la clave del éxito.

  1. Comienza a generar tu prototipo

Este elemento tomará varias horas o días en realizarse y deberás utilizar la herramienta indicada para crearlo, dependiendo de si tu idea se trata de un producto o servicio. Te recomendamos crear más de un prototipo para así aumentar las oportunidades de aprovechamiento y disminuir las posibilidades de fracaso (No te centres tanto en los detalles, puesto que en el camino estos pueden cambiar radicalmente).

  1. Reúne a tu “focus group” de nuevo

Esta vez reunirás al mismo grupo y les presentarás tu prototipo. Para esto, será necesario hacer una pequeña presentación del proyecto donde expliques muy detalladamente el funcionamiento y tus planes a futuro (Tip: Observa sus reacciones, toma en cuenta todos los comentarios y no justifiques tu idea).

  1. Mejora tu prototipo

Al finalizar la sesión, será necesario generar una versión mejorada de tu prototipo lo más pronto posible, puesto que, con el tiempo, tu voluntad para el cambio disminuye. Si todavía no empiezas tu Business Plan, ya será hora de que lo empieces. Esta herramienta no es un simple documento de objetivos, ésta se trata de plasmar en papel la esencia del proyecto, identificando fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas (DAFO)  y  será tu ruta sobre la que sustentar tu negocio en los próximos años.

Aunque en un inicio, los resultados de un “startup” no sean inmediatos, hay que tratar de siempre dar más de lo que los clientes esperan, tener una actitud positiva, tener perseverancia y sobre todo, contar con un equipo fuerte de gente creativa con ideas innovadoras.

Tras tomar iniciativa con los puntos mencionados anteriormente, te garantizamos que te abrirá la mente, pensarás de una manera más asertiva y muy probablemente contarás con el impacto deseado.

La clave de crear un buen producto es “Fallar lo más rápido posible para así alcanzar tu producto ideal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas ayuda? Habla con nosotros